info@profesorchiflado.com(55) 2631 8080 / 5536550428

Ser voluntario… ¡Es ser solidario!

01 AgoSer voluntario… ¡Es ser solidario!

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Saludos, estimados papis y chifladines que me acompañan.

Estoy muy feliz y satisfecho porque acabo de regresar de una actividad como voluntario y, no saben, me siento tan pleno, alegre, optimista y orgulloso de mí mismo que quisiera que todas las personas del mundo mundial tuvieran estas maravillosas sensaciones.

Ejem… perdón por mi efusividad, pero eso es lo que me hace sentir el poder ayudar a los demás y si les dijera que es un privilegio, créanme que no estoy exagerando, porque simple y sencillamente es un hermoso acto de solidaridad.

¿Y qué significa ser solidario? ¡Ah! Pues significa exaltar uno de los más grandes valores de la humanidad, que es el de ayudar. Y en el caso de los programas de voluntariados, es trabajar en forma colaborativa entre varios individuos en favor de otras personas que necesitan algo; es cuando todos se unen con una misma meta. Así de simple y de maravilloso.

Ser voluntario, de verdad que trae grandes beneficios, no sólo a quien recibe la ayuda… ¡también a quien la da!

Por ejemplo, se desarrolla una enorme y poderosa sensibilidad social y una actitud proactiva que, sin la menor duda, te hace una mejor persona. Además te da una visión social de la realidad de tu entorno, lo cual te permite ser más comprensivo, más incluyente hacia personas “distintas” a ti, por lo tanto te vuelves más justo y algo muy importante: mucho más agradecido con lo que tú tienes.

Por todo lo anterior, tu seguridad en ti mismo aumenta; ¡ojo, no es por egolatría! sino por el gusto de saber que eres importante para otras personas.

También, te conviertes en un importante agente de cambio, o sea, te conviertes en una persona proactiva que no sólo busca y desea el bien de los demás… ¡trabaja para lograrlo!

Definitivamente los voluntarios pueden caminar con más seguridad y orgullo por las calles, pues es ahí en la calle, en el campo, en las colonias, donde hicieron una gran obra. También están sembrando la bondad y el agradecimiento de las personas, y eso, créeme, no tiene precio.

¿Crees que todo lo anterior es una exageración? Te invito a que, una vez, ¡una sola vez! te inscribas a un programa de voluntariado y después me platiques cómo te fue, cómo te sentiste, qué gestos de agradecimiento recibiste y si crees que valió o no la pena.

Para finalizar, te dejo unas hermosísimas y emotivas palabras de mi querida y admirada amiga, la Madre Teresa de Calcuta:
“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”.
“El que no vive para servir, no sirve para vivir”.
“La paz comienza con una sonrisa”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.